Una de las diferencias entre parqué y la tarima flotante es que ésta última requiere una instalación menos complicada puesto que las tablas se pegan o se encajan entre sí. 

Cuando se opta por instalar tarima flotante, es muy importante fijarse en el número de lamas que se tienen que poner y la madera que se desea instalar. 

Una de las ventajas de la tarima flotante es que simula prácticamente cualquier material y la madera natural, llegando incluso a reproducir un poco su textura real. Aunque nunca será igual que el auténtico, la reproducción se acerca muchísimo.

Es resistente y de fácil limpieza y mantenimiento, ya que tiene una capa superior que lo protege tanto de las manchas como de los derrames. Además, gracias a esta capa es resistente a muchos agentes exteriores que pueden llegar a decolorar a los demás materiales.

En Carpintería JSJ somos expertos en tarimas flotantes y las tenemos en distintos acabados a precios muy económicos.

Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted